La incorporación de Menorca a la corona inglesa tuvo como consecuencia una marcada y fructífera influencia británica, dejando para siempre señales indelebles de su cultura

Menorca Talaiòtica

Los primeros vestigios de presencia humana datan del 2100 a. C. Desde entonces hasta la llegada de los romanos en 123 a. C., la Prehistoria insular discurre por diferentes fases. Uno de los edificios más emblemáticos y exclusivo de Menorca, son las navetas, construcciones funerarias colectivas, de hasta cien individuos inhumados junto a sus ajuares, como en la de es Tudons (Ciutadella) con restos datados sobre todo en el siglo IX a.C.

Entre el 1000 y el 700 a.C. se construyeron los talaiots, torres troncocónicas de piedras en seco. Su función principal era el dominio visual del territorio circundante, además de cohesionador social de la comunidad que vivía a su alrededor.

En esta época, denominada Talayótico, se excavaron cuevas funerarias en los acantilados de calas y barrancos como el de Calascoves (Alaior). Las más antiguas tienen la planta circular u ovalada de pequeñas dimensiones y se encuentran en sitios elevados de difícil acceso.

el Post-talayótico

A partir del 650 a. C. se inicia el Post-talayótico. Se construye el edificio más original y exclusivo de Menorca: los santuarios de taula. Son recintos de planta de herradura y fachada cóncava. En ellos se practicaban rituales relacionados con la fecundidad de la tierra y de las personas, efectuándose el sacrificio de animales domésticos, libaciones con vino y rotura simbólica de ánforas.

La presencia del fuego como elemento ritual y simbólico se repite en estos monumentos.
En los poblados se construyeron las casas circulares. Tenían aproximadamente 75 – 79 m2. La más monumental conocida, es Círculo Cartailhac del siglo II a.C. en el poblado de Torre d’en Galmés (Alaior).

En ellas cocinaban, tejían, elaboraban queso, molían, etc. Constaban de patio central, habitaciones con puertas de cierre, hogar y despensa. Se construían con grandes piedras y con una cubierta de troncos de madera, tierra y piedras pequeñas.

El edificio anexo a las casas, en uno de sus laterales, se conoce como sala hipóstila por tener una cubierta de grandes losas de piedras que se entrecruzan entre sí soportadas por columnas. Su función era la de almacén.

Los isleños fabricaron sus cerámicas a mano con hornos rudimentarios, fabricaron también herramientas o instrumentos de bronce, no usaron la moneda para sus intercambios comerciales, no dejaron ninguna muestra gráfica ni pictórica, no apreciaron ni el oro ni la plata pues sus objetos más valiosos son de bronce y de hierro. Tuvieron importantes contactos comerciales, con Centroeuropa en la época más antigua y luego con las ciudades comerciales del Mediterráneo.

CAMÍ DE CAVALLS

la vuelta a menorca de donde venimos

MENORCA TALAIÒTICA

Candidatura Patrimoni Mundial de donde venimos

RESERVA DE LA BIOSFERA

Menorca Natural

RUTA BRITÁNICA

una aventura fascinante

Camí de Binifadet 20
07710  Sant Lluis - Menorca
telf.+34.971.150.943
movil+34.609.732.421
mail: hotel@sontretze.com
Camí de Binifadet 20
07710  Sant Lluis - Menorca
phone +34.971.150.943
mobilel+34.609.732.421
mail: hotel@sontretze.com